icon

Alimentos que toda sobreviviente de cáncer de mama debe conocer

diciembre 07, 2020

Mientras continuamos apoyando el mes de concientización sobre el cáncer de mama, queríamos compartir otro excelente artículo sobre dieta y nutrición.
Por Allison Gilbert, especial para CNN
actualizado a las 9:50 a.m.EDT, viernes 18 de octubre de 2013
CNN.com
Para aumentar el consumo de carotenoides, los médicos recomiendan a los pacientes comer más verduras crucíferas.
Para aumentar el consumo de carotenoides, los médicos recomiendan a los pacientes comer más verduras crucíferas.
(CNN) -- A las mujeres que acuden este mes para sus citas en el Centro Integral de Mama del Centro Hospitalario St. Luke's-Roosevelt en Nueva York se les ofrece más que una visita quirúrgica preoperatoria o posoperatoria. En el mostrador de recepción, dentro de un gran marco de plástico, hay un folleto colorido decorado con imágenes de deliciosas frutas y verduras. Es una invitación a asistir a "Superalimentos y súper hábitos para una súper salud", un seminario que promete enseñar a los pacientes los alimentos que deben comer para aumentar su inmunidad y, no en pocas palabras, reducir sus posibilidades de morir de cáncer de mama. "Tenemos que analizar globalmente la supervivencia", afirmó la Dra. Alison Estabrook, jefa de cirugía mamaria de St. Luke's-Roosevelt y directora del Breast Center. "Está claro que unos mejores hábitos alimentarios aumentan la posibilidad de que una mujer no contraiga cáncer de mama ni tenga una recurrencia". La buena noticia es que después de dos décadas de aumento del cáncer de mama, las cifras han ido disminuyendo en los últimos años. Aún así, las mujeres en los Estados Unidos tienen una probabilidad entre ocho de desarrollar cáncer de mama a lo largo de su vida, según la ACS, por lo que no sorprende que los expertos estén buscando más formas de mantenerlas con vida. No todos los oncólogos aceptan el vínculo entre nutrición y longevidad, citando evidencia insuficiente. Pero los médicos especializados en nutrición dicen que hay ciertos alimentos que las mujeres pueden incluir en una dieta general saludable para aumentar sus posibilidades de supervivencia.
Evite los '5 delincuentes alimentarios'
Soja El Dr. Barry Boyd, creador del programa de medicina integrativa del Greenwich Hospital-Yale Health Systems y director de oncología nutricional, dice que las mujeres ya no deberían tener miedo de consumir soja. "Se temía que los componentes de la soja tuvieran propiedades similares al estrógeno que influyeran en el crecimiento de las células del cáncer de mama", dijo Boyd. "La ciencia no sólo ha demostrado que no hay riesgos, sino que también existe un posible beneficio". Boyd señala un estudio en el American Journal of Clinical Nutrition que exploró la ingesta de soja en los Estados Unidos y China entre 9.500 mujeres después del diagnóstico de cáncer de mama. Según los investigadores, el consumo de isoflavonas, que se encuentran comúnmente en la soja, produjo una "reducción estadísticamente significativa del riesgo de recurrencia" entre las sobrevivientes de cáncer de mama diagnosticadas con cáncer de mama invasivo. Un estudio publicado este año por el Asian Pacific Journal of Cancer Prevention arrojó resultados similares. En este análisis, se estudiaron más de 11.000 pacientes con cáncer de mama. Los investigadores concluyeron que comer soja después del diagnóstico se asociaba con un menor riesgo de mortalidad y menos recurrencias de la enfermedad. La Sociedad Estadounidense del Cáncer es más cautelosa en sus recomendaciones , señalando que si bien la soja es una buena fuente de proteína alternativa, "las mujeres con cáncer de mama deben consumir sólo cantidades moderadas" y no ingerir pastillas, polvos o suplementos que contengan soja y que contengan altas cantidades de isoflavonas. . Kale, batatas y calabaza El consumo de alimentos ricos en carotenoides se ha relacionado con un riesgo reducido de recurrencia del cáncer de mama. Los carotenoides son los pigmentos naturales que se encuentran en los alimentos de color amarillo y naranja (como zanahorias, batatas y calabazas) y en las verduras de hojas verdes oscuras como la col rizada, las espinacas y las acelgas. En un estudio de 2009 publicado en la revista Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention, el aumento del consumo de carotenoides se asoció con "una mayor probabilidad de supervivencia libre de cáncer de mama". El informe basó sus hallazgos en parte en el Estudio sobre alimentación y vida saludables de las mujeres, una investigación financiada por los Institutos Nacionales de Salud. Para aumentar el consumo de carotenoides, el Dr. Mitchell Gaynor aconseja a sus pacientes con cáncer de mama que coman más verduras crucíferas. Gaynor, fundador de Gaynor Integrative Oncology, dice que su razonamiento es simple: "Hoy entendemos el cáncer de manera muy diferente a como lo entendíamos cuando el presidente Nixon declaró la guerra contra el cáncer en la década de 1970. Ahora sabemos que ciertos alimentos hacen que el cuerpo sea inhóspito para las células cancerosas. "El objetivo es mantener las células cancerosas inactivas y lo que comemos marca la diferencia". Ejemplos de vegetales crucíferos incluyen el brócoli, la col rizada, el repollo y la coliflor. Salmón, eglefino y bacalao Comer pescado con alto contenido de ácidos grasos omega-3 también se ha relacionado con un mejor pronóstico del cáncer de mama. Los pescados de esta categoría incluyen el salmón, el eglefino, el bacalao, el fletán y las sardinas. Un estudio de 2011 en el Journal of Nutrition demostró que el consumo de ácidos grasos EPA y DHA del pescado "inhibe la proliferación de células de cáncer de mama" y reduce "la progresión de los tumores de mama". Las mujeres que fueron diagnosticadas y tratadas por cáncer de mama en etapa temprana, y que recibieron niveles más altos de EPA y DHA, tuvieron aproximadamente un 25% menos de riesgo de recurrencia. Es importante señalar que el beneficio correspondió únicamente al consumo de pescado, no a los suplementos de aceite de pescado. Gaynor dice que comer pescado rico en ácidos grasos omega-3 también es saludable porque apoya la función inmune adecuada y reduce el riesgo de enfermedades cardíacas y diabetes de la mujer. La Sociedad Estadounidense del Cáncer advierte contra el consumo excesivo de estos alimentos grasos: "Las dietas ricas en grasas tienden a ser altas en calorías y pueden contribuir a la obesidad, que a su vez está relacionada con un mayor riesgo de varios tipos de cáncer". Frijoles y cereales integrales Las mujeres que consumen una dieta rica en fibra probablemente aumentan su esperanza de vida. "Una dieta rica en fibra se asocia con una menor mortalidad general en pacientes con cáncer de mama", afirmó el Dr. Keith Block, director médico-científico del Centro Block para el Tratamiento Integral del Cáncer en Skokie, Illinois. Block dice que la fibra es beneficiosa porque puede ayudar a las mujeres a controlar su apetito y puede disminuir la cantidad de calorías que consumen. Lograr y mantener un peso saludable, especialmente después de la menopausia, se considera ampliamente como un factor que influye en la supervivencia. Es por eso que Estabrook en Comprehensive Breast Center ofrece esa clase de nutrición en primer lugar. "Cuando nos fijamos en los cánceres, la mayoría son causados ​​por el aumento de peso", afirmó. "Cuanto más gorda estás, más estrógeno circula en tu cuerpo, y cuando hay más estrógeno, aumenta el riesgo de enfermedad mamaria. "Pero la supervivencia al cáncer no se trata sólo de comer un tipo de fruta o verdura. Se trata de elegir el estilo de vida correcto, incluido el ejercicio. La dieta es una parte de un panorama más amplio".


Liquid error (layout/theme line 317): Could not find asset snippets/afterpay.liquid