icon

Síndrome mano-pie

Hand-Foot Syndrome

¿Qué es el síndrome mano-pie?

La eritrodisestesia palmar plantar también se conoce como síndrome mano-pie. Ocurre como efecto secundario de ciertos medicamentos contra el cáncer. Las manos y los pies se enrojecen, se irritan y comienzan a agrietarse y pelarse. Los pacientes también pueden experimentar hinchazón, entumecimiento, hormigueo o enrojecimiento. Este síndrome puede impedir que los pacientes realicen sus actividades de la vida diaria. Las manos pueden llegar a doler tanto que conducir, preparar la comida y vestirse puede resultar doloroso o casi imposible. Para superar este problema, es importante mantener la piel hidratada (hidratada) con una loción suave.

¿Qué debo hacer para el síndrome mano-pie?

  • Hacerse una pedicura para reducir los callos antes de comenzar la quimioterapia
  • Usar ropa holgada y zapatos cómodos con suelas acolchadas; evitar caminar descalzo
  • Reducir la exposición al calor, especialmente al lavar los platos o si se ducha o baña durante mucho tiempo en la bañera con agua caliente.
  • Sécate dando palmaditas con una toalla en lugar de frotarte la piel.
  • Usar guantes ligeros para lavar platos. Los guantes gruesos mantendrán el calor contra tu piel. Lo mejor es evitar lavar los platos a mano si es posible.
  • Evitar trotar, hacer ejercicios aeróbicos, caminar con fuerza, saltar o dar largas caminatas.
  • Evitar el uso de herramientas como destornilladores o llaves que requieran apretar la mano contra una superficie dura.
  • Evitar usar un cuchillo para cortar la comida. Si es posible, haga que su cuidador corte la comida por usted.
  • Aplicar frío en el área sensible para aliviar el dolor o el malestar. Puede resultar útil utilizar un paquete de verduras congeladas o un aderezo de hidrogel (15 minutos encendido y 15 minutos apagado). También puede ser útil remojar las manos o los pies en agua fría.
  • Tomar vitamina B6 puede ayudar a prevenir o tratar el síndrome mano-pie. Pero asegúrese de consultar primero con su médico antes de tomar un suplemento.
  • Aplicar cremas hidratantes en las manos o los pies; mantenerlos húmedos puede ayudar a prevenir la descamación o el agrietamiento de la piel
  • Elevar las manos o los pies para reducir la hinchazón.
  • Tomar un remedio de venta libre, como paracetamol, para el dolor

Si sus manos o pies se enrojecen o le duelen, le aparecen ampollas o tiene fiebre, llame a su médico. Es posible que le recomiende ajustar o suspender sus píldoras de quimioterapia para evitar que sus síntomas empeoren.

Cuidado de la piel y regímenes para el síndrome mano-pie

Un régimen preventivo suele ser el más eficaz para mantener el control de la piel, por lo que cualquier persona que se someta a quimioterapia puede comenzar con una crema emoliente para manos y pies y un lavado suave lo antes posible durante el tratamiento. Se ha demostrado clínicamente que los productos de Lindi Skin ayudan a reducir la toxicidad de la piel y mejorar la calidad de vida de quienes los han utilizado.


Contenido producido por Oncology Nursing News en coordinación con Lindi Skin.

ONN

NOTA: Le recomendamos encarecidamente que hable con su profesional de atención médica sobre su afección médica y sus tratamientos específicos. La información proporcionada en este sitio web sobre reacciones cutáneas y otras afecciones médicas pretende ser útil y educativa, pero no sustituye el asesoramiento médico profesional.

Liquid error (layout/theme line 317): Could not find asset snippets/afterpay.liquid